Tratamiento

Nuestro enfoque en el tratamiento de la amaxofobia está basado en los principios de la psicología cognitivo conductual. La idea matriz es que el miedo a conducir es el resultado de un proceso en el que la persona percibe el tráfico cómo una amenaza, vive a los demás conductores cómo peligrosos y se siente incapaz de afrontar el reto de conducir.

En el miedo a conducir, cómo en otros trastornos fóbicos la respuesta de huida-evitación produce en el sujeto una sensación de alivio de la ansiedad, que se mantiene por refuerzo negativo. Esta respuesta llega a ser tan poderosa que se vive cómo la única posible para hacer frente al problema.

Por este motivo esta fobia requiere un múltiple abordaje:

  • Modificar las ideas sobre la amenaza del tráfico y los demás conductores.
  • Cambiar la autopercepción de competencia por parte de la persona.
  • Suprimir y evitar la respuesta de huida en el tráfico.

En un primer momento, se analizan las ideas y expectativas que la persona tiene sobre el tráfico y sobre su capacidad para afrontar las dificultades que éste presenta. Este trabajo intenta modificar aquellos pensamientos ansiógenos que dificultan la terapia de exposición.

Tratamiento conducir sin miedo

[porto_section container=»yes» text_align=»center» is_section=»yes» remove_margin_bottom=»yes» remove_padding_top=»yes» remove_padding_bottom=»yes»]

El tratamiento de exposición se realiza en tres etapas, claramente diferenciadas:

[/porto_section]
[porto_info_box icon_type=»custom» icon_img=»1271″ img_width=»40″ title=»Primera etapa» pos=»top» el_class=»cajas»]

Se utiliza un vehículo adaptado, que permite en una situación controlada iniciar la exposición del sujeto al tráfico y mejorar sus habilidades cómo conductor, cuando así sea necesario.
De esta manera se vuelve a habituar al conductor a las situaciones temidas, jerarquizándolas, según una creciente dificultad.

[/porto_info_box]

[porto_info_box icon_type=»custom» icon_img=»1272″ img_width=»40″ title=»Segunda etapa» pos=»top» el_class=»cajas»]

En la segunda el paciente ya ha adquirido estrategias para soportar y reducir su ansiedad.
Es en esta fase cuando el sujeto, acompañado del terapeuta, circula con su propio vehículo afrontándole tráfico y sus dificultades

[/porto_info_box]

[porto_info_box icon_type=»custom» icon_img=»1273″ img_width=»40″ title=»Tercera etapa» pos=»top» el_class=»cajas»]

En la tercera, el cliente comienza a circular en solitario mientras el terapeuta, en otro automóvil, consigue que le siga.
Posteriormente intercambian sus posiciones Para poder evaluar su habituación al tráfico.

[/porto_info_box]


El objetivo final es que el sujeto, tras una exposición gradual, sea capaz de desarrollar una autoexposición de manera controlada y autónoma. Para ello se le diseña un programa centrado en sus desplazamientos cotidianos, adaptado a sus necesidades.

Se realiza un seguimiento a los tres, a los seis meses y al año de finalizar el tratamiento.


Evaluación amaxofobia
[porto_section container=»yes» text_align=»center» is_section=»yes» remove_margin_bottom=»yes» remove_padding_top=»yes» remove_padding_bottom=»yes»]

Cuestionario de evaluación:

[/porto_section]

Este cuestionario es una aproximación al problema, conteste sin pensar demasiado su respuesta, sino aquello con lo que se sienta reflejado en los ítems.

Datos de contacto:

Cuestionario:


No


No


No


No


No


No


No


No


No


No



He leído y acepto la política de privacidad.

[recaptcha]