Tratamiento para la Amaxofobia

Nuestro enfoque en el tratamiento para la Amaxofobia está basado en los principios de la psicología cognitivo conductual. La idea matriz es que el miedo a conducir es el resultado de un proceso en el que la persona percibe el tráfico cómo una amenaza, vive a los demás conductores cómo peligrosos y se siente incapaz de afrontar el reto de conducir.

El miedo a conducir, cómo en otros trastornos fóbicos la respuesta de huida-evitación produce en el sujeto una sensación de alivio de la ansiedad, que se mantiene por refuerzo negativo. La respuesta llega a ser tan poderosa que se vive cómo la única posible para hacer frente al problema.

Por este motivo esta fobia requiere un múltiple abordaje:

Analizamos las ideas y expectativas que la persona tiene sobre el tráfico y sobre su capacidad para afrontar las dificultades que éste presenta. Para un posterior trabajo en tres líneas:

→ Modificar las ideas sobre la amenaza del tráfico y los demás conductores.

→ Cambiar la autopercepción de competencia por parte de la persona.

→ Suprimir y evitar la respuesta de huida en el tráfico.

Este trabajo intenta modificar aquellos pensamientos ansiógenos que dificultan la terapia de exposición.

El tratamiento de Exposición se realiza en 3 Etapas:

Primera Etapa

Lo importante en la primera etapa es realizar un contacto previo con un vehículo adaptado, que permite en una situación controlada iniciar la exposición del sujeto al tráfico y mejorar sus habilidades cómo conductor, cuando así sea necesario.
De esta manera se vuelve a habituar al conductor a las situaciones temidas, jerarquizándolas, según una creciente dificultad.

Segunda Etapa

La segunda etapa,  en la que el paciente ya ha adquirido estrategias para soportar y reducir su ansiedad.

Es en esta fase cuando el sujeto, acompañado del terapeuta, circula con su propio vehículo afrontándole tráfico y sus dificultades.

Tercera Etapa

En la tercera, el cliente comienza a circular en solitario mientras el terapeuta, en otro automóvil, consigue que le siga.

Posteriormente intercambian sus posiciones Para poder evaluar su habituación al tráfico y sus dificultades.

Objetivo final del Tratamiento

Siempre se debe tener claro que el objetivo final es que el sujeto, tras una exposición gradual, sea capaz de desarrollar una autoexposición de manera controlada y autónoma.

Para ello se le diseña un programa centrado en sus desplazamientos cotidianos, adaptado a sus necesidades.

Se realiza un seguimiento a los tres, a los seis meses y al año de finalizar el tratamiento.

Iniciar la Evaluación y el Tratamiento

Te animamos a iniciar el contacto, iniciar la evaluación de su situación puedes rellenar es cuestrionaro de AutoEvaluación, es fácil, sencillo y rápido.

Una vez recibamos tus respuestas, nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, para conocernos y comentar tu caso.

Puedes ampliar informacion sobre amaxofobia aquí.